Popular

Escrita por: Accel 一方通行


BLAME!- LA FORMULA DEL: "MENOS PALABRAS, MAS ACCIÓN" TRIUNFA DE NUEVO

Muchas veces se argumenta que, para crear cualquier construcción narrativa a un buen nivel, es necesario darle una cantidad considerable de dialogo y de trasfondo para estructurar una buena historia y, así, hacerla evolucionar junto a los personajes; sin embargo; Nihei Tsutomu demuestra que esto no es un estándar obligatorio. Blame! es un manga de demografía seinen muy particular de principio a fin: primero, por su construcción en base a un sistema de laberintos con elementos cyberpunk; segundo, por el hecho de que muchas cosas se dejan a la imaginación del lector o se cuentan de manera abstracta y, luego, por las increíbles dosis de acción que presenta. De cualquier forma, es un gran exponente de su género y guarda relación con Serial Experiments Lain en el sentido de ser un manga experimental que puede causar una infinidad de reacciones y que si bien para muchos resulta extraño e incomprensible, para otros es una absoluta maravilla.

Blame!

Géneros: Acción, Drama, Horror, Sci-Fi, Psicológico, Seinen
Capítulos: 66
Serialización: Afternoon
Autor: Nihei Tsutomu
Años: 1998-2003

Sinopsis: Blame! Nos narra la historia de un hombre llamado Killy y de su búsqueda para conseguir los "genes con conexión a la red", en un viaje a través del extraño e intrincado laberinto de acero y concreto conocido como La Ciudad. No obstante; para hallar su ansiado tesoro, Killy tendrá que afrontar peligros que van desde cyborgs hasta las mas incomprensibles y horrendas creaciones futuristas imaginables a la par que descubre la inquietante realidad distópica del mundo que lo rodea, vista desde los ojos de las pocas colonias humanas restantes y del hostil paisaje con el que debe convivir. En una surrealista aventura plagada de simbolismos y psicología.

Opinión:

Introducción: Blame! es de lejos la obra más famosa y galardonada de Nihei Tsutomu (quien es también el mangaka de Sidonia no Kishi), ademas de ostentar el titulo como un clásico total en el género Sci-Fi y el Cyberpunk. El manga destaca por su construcción semejante a la de Serial Experiments Lain y el uso de un complejo sistema de laberinto urbano (creado en base a referencias de la Esfera de Dyson). Cabe también destacar que recientemente se anunció la adaptación a película de este famoso manga.





Historia: Más vale que estés preparado para uno de los paseos más alocados e increíblemente violentos de tu vida durante las próximas 5 o 6 horas, pues ese es el tiempo que toma esta obra en ser leída por completo. Blame! es un manga seinen con una singularidad muy particular, casi no posee dialogo o narrativa en sus 66 capítulos, cosa que de buenas a primeras puede parecer preocupante o tener un efecto contraproducente en el lector, sin embargo; pese a este pensamiento inicial, la falta de narrativa es de hecho un punto positivo para Blame! pues así es capaz de mostrar de manera mucho más gráfica y realista, la acción que se presenta a lo largo de la historia.



El ritmo es auténticamente frenético casi durante toda la lectura y aunque en dos o tres ocasiones llega a ser un problema, le viene como anillo al dedo a la historia que se trata de contar, rebosando de acción y dinamismo todo lo que pasa. Antes de hablar de la historia como tal, lo que me gustaría hacer es darle su espacio a la construcción de mundo, que es legítimamente asombrosa a comparación de casi cualquier otra obra literaria o narrativa. Tsutomu se aprovecha de su perfecta comprensión del mundo en el que se desenvuelve la historia, para entregarle al lector una visión privilegiada que le presta inmersión y lo hace sentir parte de ese mundo tan surrealista.



Blame! Arranca de una manera simple, con el silencioso Killy merodeando los oscuros y fríos parajes de ese mundo antes mencionado, subiendo nivel a nivel del interminable laberinto en la búsqueda de una terminal genética, hallando en el camino el peligro de la extremadamente desarrollada tecnología que domina las Mega Estructuras, enfrentando los horrores más grandes que el mismo ser humano ha creado. Una visión confusa pero de algún modo muy entrañable. A medida que este escala entre el vasto infierno metálico, también descubre los efectos secundarios de ese dominio tecnológico, encontrándose con sociedades que viven en condiciones pre industriales y una multitud de razas y personas en su camino. Tsutomu hace gala una vez más de su maestría literaria e introduce a la científica Cibo para acompañar a nuestro protagonista y darle más dinamismo e interacción a la historia, cosa que consigue en su totalidad. 


La historia de Blame! como tal es mucho más compleja de lo que se puede vislumbrar a simple vista, como buen manga del genero Cyberpunk que es, presenta una considerable cantidad de elementos futuristas y políticos acompañados de una buena dosis de psicología. Al ser un manga experimental, tiene una gran cantidad de simbolismo así como de interpretaciones y como es de esperarse, cuenta con un final abierto, creando una singularidad con el lector al interaccionar con este y al hacer que su imaginación vuele para descifrar lo que Blame! tiene que contar.



Siendo en conclusión, un manga con un concepto original y cuyas dosis de acción están muy bien cuidadas para no crear lagunas argumentales o fallos en el desarrollo, pero que no podrás seguir si no piensas con detalle sobre aquello que ves en frente tuyo y terminaras perdiéndote con facilidad. Si hubiese que describirlo de una manera, seria: la surrealista historia de un hombre y su fascinante viaje a través de un complejo laberinto compuesto por mega estructuras para encontrarse a sí mismo y para descubrir la verdad detrás del mundo que lo rodea. No por nada Blame! es considerado un clásico del género cyberpunk y un must read para todo lector de manga.
9,5/10

Arte: Si bien no es siempre un factor determinante, el arte es algo importante para cualquier manga, en el caso de Blame!, Nihei Tsutomu hace un trabajo espectacular para los escenarios dando una atención minuciosa a cada uno de estos y ahorrándose las descripciones para plasmarlos ante los ojos del lector. Y es que Nihei se toma muy enserio la frase de "Una imagen vale más que mil palabras", la documentación realizada para crear los oníricos escenarios donde trascurre Blame!, sumado a su diestra habilidad creativa y el arte que maneja, ahorran toda necesidad de algo más.



Los monstruos de carácter lovecraftiano y que mezclan el cyberpunk con el horror de fantasía también son un absoluto placer a la vista y significan mucho más que solo figuras amenazantes, todo en ellos tiene algún propósito. En cuanto a diseños de personajes y fuera de los elementos Cyberpunk, Blame! al principio no destaca mucho y está en la media, siendo Killy una figura un tanto esperpéntica y exagerada del ser humano para luego adquirir una apariencia más normal, pues a medida que avanzan los capítulos este aspecto mejora de manera violenta. Impresionantes escenas de acción, gran calidad de arte y una fácilmente visible minuciosidad para los elementos arquitectónicos, conforman una sublime combinación que es todo un placer a la vista y que además de agregar profundidad al mundo, tienen un desempeño muy importante en la historia. 



10/10

Personajes: Blame! posee una cantidad bastante considerable de personajes a lo largo de sus 66 capítulos, muchos de ellos meros acompañamientos del paisaje, muchos de ellos simples secundarios de una aparición, pero todos con una función importante que cumplir, ademas de denotar realismo y ser normalmente de naturaleza fría e indiferente, estando acorde al ambiente donde se desarrolla la historia. Killy es un protagonista como pocos, sus acciones hablan mucho más dé el que su interacción con el resto de personajes y que el pequeño trasfondo que se le construye durante el viaje. Es fácilmente identificable como un personaje simple pero cuya complejidad va más allá del dialogo, una subversión de la multidimensionalidad encarnada.



Cibo es la otra cara de la moneda, un personaje impredecible y misterioso que acompaña a nuestro protagonista con la justificación inicial de prestarle ayuda con sus habilidades de hackeo y su conocimiento como científica, pero que luego revela sus deseos de aventurarse a través de La Ciudad para cumplir con su propio objetivo, a más de ser ella quien posee la mayor parte de dialogo en la historia. Los secundarios como Psanakan, Pcell, Seu e Ivy no tienen mucho detalle y no son realmente profundizados, sin embargo; sus motivaciones y su posición en la trama es fácil de entender y aunque no lo parezca todos tienen un ligero desarrollo con el propósito directo de impartir más credibilidad y profundidad al mundo. Concepto que se lleva a puntos tan ridículos, que muchos secundarios también presentan caracterización a pesar de no tener importancia tan directa.



9,5/10

Veredicto Final:
Blame! es un manga difícil de definir y difícil de reseñar como resultado directo de su amplia naturaleza de interpretación. Es una historia minimalista plagada de misterio, surrealismo y psicología. Es una hermosa construcción narrativa cuyo principal encanto más allá de su arte, está en la manera en que interacciona con el lector. Pero sobretodo, es un clásico absoluto del genero Cyberpunk y una obra infaltable para cualquier fanático de manga. No obstante, también se trata de una historia algo más específica en cuanto a público se refiere debido al detalle impuesto en su mundo y en contar una historia con menos exposición y más imágenes.

9,67/10

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -